Condiciones generales de prestación del servicio

  1. VIGENCIA Y APLICACIÓN DE LAS CONDICIONES GENERALES

Cualquier pedido que se realice implica la aceptación completa y sin reserva por parte del Cliente de las siguientes condiciones generales de venta y la exclusión de cualquier otro documento.
Ninguna cláusula especial, a excepción de aquellas incluidas de manera formal y por escrito en la orden de compra firme y definitiva, puede prevalecer sobre las condiciones generales de venta.
La ejecución de cualquier prestación de servicio por parte del Prestatario implica la aceptación por parte del Cliente de las presentes condiciones generales y la renuncia a sus propias condiciones generales de compra. Cualquier cláusula contraria carecerá, por lo tanto, a falta de aceptación expresa, de efecto ante el Prestatario, independientemente del momento en el que haya sido informado acerca de la misma. El hecho de que el Prestatario no se acoja en algún momento a una de las presentes condiciones generales de venta, no puede interpretarse como una renuncia a valerse más adelante de una de las mismas.

  1. PRESUPUESTOS Y ÓRDENES DE COMPRA

Cada pedido que realice el Cliente irá precedido de un presupuesto gratuito realizado por el Prestatario de acuerdo con los documentos de los que el Cliente haya solicitado la traducción o con la información presentada por este último.
El presupuesto que el Prestatario envíe al Cliente por correo postal, fax o correo electrónico, debe incluir:

  • El número de páginas o palabras que deben traducirse;
  • La combinación de idiomas de la traducción;
  • La modalidad aplicada para determinar el precio de la prestación del servicio de traducción.

Este último se puede facturar mediante una tarifa fija, según una tarifa por hora de trabajo, o con la tarifa del Prestatario en vigor el día de la realización del presupuesto, por número de palabras del original (es decir, el número de palabras contenidas en el texto que se debe traducir) o de la traducción (es decir, según las palabras incluidas en el texto traducido) según el recuento de Microsoft Word (Herramientas, Estadísticas), por líneas, por páginas, por horas;

  • El plazo de entrega de la traducción;
  • El formato de los documentos que se van a traducir en caso de solicitarse una maquetación específica para el documento final;
  • Los posibles recargos aplicados, especialmente por urgencia, búsquedas terminológicas específicas o cualquier otra solicitud que vaya más allá de los servicios que el Prestatario suela realizar.

Para confirmar el pedido en firme y de forma definitiva, el Cliente debe devolver al Prestatario el presupuesto sin modificación alguna, ya sea por correo postal o fax, con la aceptación expresa del mismo por escrito, si el presupuesto le ha sido enviado por fax o correo postal; o por correo electrónico con la aceptación expresa del presupuesto si este le ha sido enviado por correo electrónico. A falta de recepción de la aceptación del presupuesto, el Prestatario se reserva el derecho a iniciar la prestación de su servicio.
A falta de la confirmación del pedido según las modalidades definidas más arriba en un plazo de tres (3) meses a partir de la fecha de envío del presupuesto, este último se considerará nulo.
El Prestatario se reserva el derecho, previa notificación al Cliente, de aumentar la tarifa del servicio y/o de no respetar la fecha de entrega que conste en la confirmación del pedido inicial del Cliente en los siguientes supuestos:

La modificación o la adición de documentos por parte del Cliente con posterioridad a la realización del presupuesto por parte del Prestatario, en cuyo caso el Prestatario se reserva el derecho de ajustar las tarifas en función del volumen de texto adicional detectado o solicitado;

La ausencia de los documentos a la hora de la realización del presupuesto. Si el presupuesto se efectuó a partir de la simple indicación de un número de palabras aproximado o de un extracto del contenido.
A falta de acuerdo expreso del Cliente sobre estas nuevas condiciones de entrega y/o facturación, el Prestatario se reserva el derecho de no iniciar la prestación del servicio. A menos que en el presupuesto se indique lo contrario, los gastos incurridos para la prestación del servicio (desplazamientos, envíos de correos urgentes, etc.) corren a cargo del Cliente. Cualquier decisión de rebajar, reducir o aplicar descuentos, según un porcentaje o una cantidad fija (por página, línea u hora) queda a entera discreción del Prestatario y se realiza únicamente para la prestación del servicio al que se aplica. Las rebajas o descuentos que puedan acordarse al Cliente no se deben considerar en ningún caso como un derecho adquirido para servicios posteriores.

En el supuesto de que el Prestatario no haya remitido ningún presupuesto previo al Cliente, los servicios de traducción se facturarán conforme a la tarifa de base aplicada habitualmente por el Prestatario.

  1. PRUEBA

Con finalidad de probar la existencia de la aceptación del presupuesto, el Cliente acepta considerar como equivalente al original y prueba perfecta el fax, el correo electrónico, la copia y el soporte informático.

  1. PAGA Y SEÑAL

Para cualquier pedido cuyo importe sin impuestos añadidos supere los 1 000 euros, podrá solicitarse la realización de una paga y señal, cuyo porcentaje se indicará en el presupuesto. En este caso, la prestación del servicio no empezará hasta la recepción de dicho anticipo.

  1. PLAZO DE ENTREGA

Siempre y cuando el Prestatario haya recibido la integridad de los documentos objeto del servicio de traducción, el plazo de entrega que se indica en el presupuesto solamente es aplicable si el Cliente confirma su pedido según las modalidades definidas en el artículo 2 de este documento en un plazo de 3 (tres) días laborales a partir de la recepción del presupuesto. Una vez transcurrido dicho plazo, la fecha de entrega puede revisarse en función de la carga de trabajo del Prestatario.

  1. OBLIGACIONES DEL PRESTATARIO

El Prestatario se compromete a realizar la traducción con la mayor fidelidad posible hacia el original y conforme a los criterios estándar de la profesión. Hará lo posible para tener en cuenta e integrar en la traducción los elementos informativos proporcionados por el Cliente (glosarios, dibujos, diagramas, abreviaciones). El Prestatario no será responsable en caso de incoherencia o ambigüedad del texto original, el Cliente es el único responsable de la comprobación de la coherencia técnica del texto final.

  1. OBLIGACIONES DEL PRESTATARIO

El Cliente se compromete a poner a disposición del Prestatario la integridad de los textos que deben traducirse así como cualquier información técnica necesaria para la comprensión del texto y, si fuera necesario, la terminología específica exigida. En caso de que el Cliente incumpla su obligación de informar al Prestatario, este último no se responsabilizará de las posibles disconformidades o del incumplimiento de los plazos.
El Cliente cuenta con un plazo de 10 días a partir de la recepción de los documentos traducidos o revisados para manifestar por escrito su eventual desacuerdo con la calidad del servicio prestado. Transcurrido dicho plazo, se considerará que el servicio se ha prestado correctamente y no se admitirá ninguna reclamación. A este efecto, el Cliente acepta admitir como prueba de la entrega cualquier acuse de recibo por vía postal, fax o correo electrónico.

  1. CONFIDENCIALIDAD

El Prestatario se compromete a respetar la confidencialidad de la información recibida antes, durante y después de la prestación de su servicio. Los originales se devolverán al Cliente previa simple demanda.
No se podrá exigir la responsabilidad del Prestatario en caso de intercepción o pérdida de la información durante la transferencia de los datos, especialmente en el caso de Internet. Como consecuencia, es responsabilidad del Cliente informar al Prestatario, previamente o en el momento de realizar el pedido, acerca de los medios de transferencia que desea emplear para garantizar la confidencialidad de cualquier información sensible.

  1. FORMATO

La traducción se entrega por correo electrónico en formato Word. Bajo previa demanda, puede entregarse por fax o correo postal, acompañada de un soporte informático en formato PC como un dispositivo USB, un CD o un DVD. Cualquier otra forma de envío o formato debe acordarse expresamente entre ambas partes y podrá implicar un recargo adicional en la factura.

  1. RESPONSABILIDAD

En cualquier circunstancia, la responsabilidad del Prestatario se limita únicamente al importe total de la factura del servicio en cuestión.
En ningún caso, el Prestatario se hará responsable de reclamaciones relacionadas con matices de estilo.
Se hace hincapié en que los plazos de entrega se indican a título orientativo, por lo que su incumplimiento no puede conllevar penalizaciones por retraso. En cualquier caso, el Prestatario no será responsable de cualquier daño directo o indirecto ocasionado al Cliente o a terceros debidos a los retrasos en la entrega provocados especialmente por casos de fuerza mayor ni por posibles retrasos debidos a las comunicaciones por fax, módem, correo electrónico y otros medios postales.

  1. CORRECCIONES Y REVISIONES

En caso de desacuerdo en ciertos aspectos del servicio prestado, el Prestatario se reserva el derecho de corregir la traducción en cooperación con el Cliente.
En aquellos casos en los que la traducción deba editarse, el Prestatario deberá recibir una prueba de imprenta para realizar su revisión.
Salvo disposición por escrito que indique lo contrario, cualquier corrección o revisión realizada está sometida a un recargo adicional según la tarifa por hora vigente.

  1. MODALIDADES DE PAGO

Salvo condiciones especiales indicadas en el presupuesto, las facturas deben pagarse en su integridad, sin descuentos y en un plazo de 30 días a partir de la fecha de emisión de la factura.
En caso de pago mediante cheque o transferencia bancaria procedente del extranjero, la totalidad de las comisiones de cambio o bancarias darán lugar bien a un recargo fijo indicado en el presupuesto, o bien se facturarán en su integridad al Cliente.
En caso de demora en el pago, los trabajos en curso se podrán interrumpir de pleno derecho hasta la recepción del pago completo y el Cliente deberá abonar, sin que sea necesaria una notificación formal previa, los intereses de demora calculados a partir de un interés de uno y medio en función del tipo de interés legal en vigor aplicado al importe total de la factura en cuestión.
La traducción es propiedad del traductor hasta que se haya recibido el pago de la integridad del trabajo.

  1. PROPIEDAD INTELECTUAL

Antes de solicitar la traducción de un documento al Prestatario, el Cliente debe asegurarse de que tiene derecho a hacerlo.
Es decir, que él es el autor del documento original o ha obtenido la autorización previa por escrito para realizar la traducción por parte del titular de los derechos de autor del documento.
A falta de ello, el Prestatario no será responsable si la totalidad o parte de los documentos entregados por el Cliente infringen el derecho de propiedad intelectual o cualquier otro derecho de un tercero o cualquier normativa aplicable. Si fuera necesario, el Cliente asumirá exclusivamente los posibles daños y consecuencias financieras derivadas de su negligencia.
Asimismo, el Cliente reconoce que la traducción resultante realizada por el Prestatario constituye un documento nuevo cuyos derechos de autor tienen titularidad compartida entre el autor del documento original y el Prestatario. En consecuencia, en caso de traducciones de carácter literario o artístico, y sin prejuicio de los derechos patrimoniales sobre su obra, el Prestatario se reserva el derecho de exigir que su nombre aparezca en cualquier ejemplar o cualquier publicación de su traducción.

  1. ANULACIÓN

En caso de anulación de un pedido en curso de realización, independientemente de su causa, notificado por escrito al Prestatario, se facturará al Cliente el 100 % (cien por cien) del trabajo que ya se haya realizado y el trabajo pendiente de realizar se facturará al 50 % (cincuenta por cien).

  1. TRIBUNAL Y LEY COMPETENTE

Las partes procurarán, antes de iniciar cualquier acción contenciosa, alcanzar un acuerdo amistoso. La ley aplicable es la ley española. En su defecto, las partes se reservan el derecho de acudir a los juzgados civiles de Barcelona.